sábado, 13 de octubre de 2007

Que hay en la Coca Cola?

La “fórmula secreta de la Coca-Cola” es, desde luego, una de las maniobras de publicidad más geniales de esta marca. Es cierto que la fórmula exacta (ingredientes, proporciones) de esta bebida no es pública, pero ni es tan difícil saber cuáles son los ingredientes fundamentales, ni ha sido un secreto durante tanto tiempo (algunas de las fórmulas antiguas se conocen ahora). Pero lo que sí es cierto es que no sabemos la receta exacta de la Coca-Cola actual. Algunos ingredientes son públicos, pero el mítico Merchandise 7X se encuentra en una caja fuerte del SunTrust Bank Building en Atlanta, Georgia, y no sabemos con exactitud qué contiene.

Además, la composición de esta bebida ha cambiado con el tiempo: en este artículo vamos a hablar sobre lo que sabemos de la composición actual de la Coca-Cola, no de versiones anteriores. Si hay interés en la historia del refresco (algo sí que hay, porque alguna pregunta en el artículo anterior se refería a ese asunto) le dedicamos otra entrada.

Por lo que hemos podido averiguar (por cierto, no tenemos ninguna relación con la empresa ni esta lista es oficial de ninguna manera, y es posible que nos equivoquemos en alguna cosa), los ingredientes conocidos de la Coca-Cola normal (”clásica”) son los siguientes, más o menos en orden de cantidad:

1. Agua.

Como puede que sepas, la Coca-Cola es, en origen, una especie de jarabe espeso que contiene todos los demás ingredientes. Las empresas de embotellado locales (no todas las cuales son propiedad de Coca-Cola) se encargan de añadir el agua y el dióxido de carbono y embotellar la bebida. Si se trata de grifos en restaurantes, cines y demás, el agua se mezcla con el sirope cuando se sirve la bebida (una de las razones por las que de ese modo sabe diferente).

Si has bebido Coca-Cola en diferentes países, notarás a veces que el sabor cambia: una de las dos razones es ésta. Al usar agua “local”, la región en la que se embotella la bebida tiene un efecto (no muy grande, pero puede notarse) sobre el sabor.

2. Azúcar.

La Coca-Cola (como casi todos los demás refrescos de este tipo) tiene mucho azúcar: alrededor del 11% del peso de la bebida es azúcar. Como dijimos en el artículo anterior, en un momento determinado se dejó de usar azúcar de caña en los Estados Unidos: allí la Coca-Cola es endulzada con jarabe de fructosa proveniente del maíz, que es más barato y más dulce. No sé por qué en el resto del mundo se sigue usando azúcar de caña y en los EE.UU. han cambiado, pero ésta es la segunda razón de la diferencia de sabor: si bebes Coca-Cola en los Estados Unidos notarás que sabe bastante diferente a la de otros sitios.

Además, parte del azúcar se carameliza, y es responsable (en parte, también hay colorantes artificiales) del color oscuro de la bebida.

3. Dióxido de carbono.

Como en el caso de muchos otros refrescos, se añade a la Coca-Cola dióxido de carbono, que se disuelve en el agua (el CO2 se añade en la etapa de embotellado, cuando el sirope ya se ha mezclado con agua). El dióxido de carbono le confiere las burbujas y algo de su acidez.

4. Cafeína.

La cafeína, junto con el azúcar, son los ingredientes activos más importantes de la bebida: son los que producen el “subidón” y, probablemente, parte de la razón por la que mucha gente tiene problemas para dejar de beberla. Es posible que la cafeína se añada pura, o que se utilice citrato de cafeína, que se absorbe más rápido que la cafeína pura debido a una velocidad de disociación más elevada.

5. Ácido fosfórico.

El carácter ácido de la Coca-Cola (que, como ya dijimos, no es tan grande como alguna gente piensa) es proporcionado por este ácido mineral. Hubo un tiempo en el que no había ácido fosfórico en la Coca-Cola y su acidez provenía del ácido cítrico (del zumo de lima, por ejemplo), pero la mayor parte de la acidez actual es causa del ácido ortofosfórico.

6. Coca.

Si bien es cierto que la Coca-Cola contiene extracto de hojas de coca, no es cierto que contenga cocaína (al menos, no en cualquier concentración que pueda tener algún efecto sobre el organismo). El asunto de las drogas está muy, muy regulado en Estados Unidos, y la Drug Enforcement Administration (DEA) no se anda con chiquitas.

La importación de hojas de coca a los EE.UU. se realiza a través de una empresa, Stepan Company, que las procesa para extraer los alcaloides (incluída la cocaína), que vende a la industria farmacéutica. Una vez se han extraído esos compuestos, las hojas se utilizan como ingrediente de la Coca-Cola - pero entonces ya no tienen cocaína.

7. Aceite de lima.

Aunque hace años se usaba zumo de lima como ingrediente (que daba gran parte de su acidez al producto), hoy en día se usa un extracto más concentrado de aceite de lima que probablemente es parte del Merchandise 7X. El sabor de la lima, aunque mezclado con muchos otros, es uno de los responsables del sabor típico de la Coca-Cola (junto con la vainilla, sigue leyendo). En algún momento (pero no sabemos si aún) también se han utilizado aceites de otros cítricos, como el limón y la naranja.

8. Vainilla.

La vainilla es, junto con el carácter ácido y dulce y el ligero sabor cítrico, la que proporciona su sabor característico a la bebida. No parece que la empresa utilice sucedáneos, sino extracto de vainilla “de verdad”, aunque probablemente no haga falta una concentración grande para darle su sabor.

¿Qué otras cosas puede haber en la Coca-Cola, pero no estamos seguros?

Parte del sabor es proporcionado por otras especias además de la vainilla, entre las que probablemente están (o han estado) la canela y la nuez moscada. Además, desde luego, hay aditivos artificiales que proporcionan color y sabor, pero no son públicos (al menos, que sepamos nosotros).

¿Qué cosas no hay en la Coca-Cola?

Además de la ausencia de cocaína, hay otro ingrediente que alguna gente piensa que existe pero no está ahí: a pesar del nombre, parece que el sabor proporcionado por las nueces de kola ha sido sustituido por sabores artificiales hace bastante tiempo, de modo que la Coca-Cola ya no tiene este ingrediente.

De modo que espero que los que estábais interesados en saber un poco más sobre este asunto hayáis disfrutado - como digo, la composición de la Coca-Cola no es tan misteriosa como el marketing quiere hacer aparecer, y además (aunque esto es una opinión personal) el éxito de la bebida está mucho más en ese marketing que en su sabor.

Para saber más: Coca-Cola Formula, Soda Museum, Coca-Cola Nutritional Information.


Si te gusto esta nota, podes suscribirte por medio de las siguientes opciones


Las personas que visitaron este post también leyeron: